«Óptima» igualdad de once empresas


Familia reconoce el esfuerzo y el compromiso por la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral

JUAN GILES / VALLADOLID
Día 13/07/2010

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades entregó ayer el distintivo Óptima Castilla y León en el Museo Patio Herreriano de Valladolid a once empresas de la Comunidad como reconocimiento al trabajo y al compromiso en favor de la igualdad laboral que han demostrado estas entidades. Esta es la quinta edición de un galardón que ya tienen reconocido n total de 43 empresas de la región con 2.320 trabajadores.

En esta ocasión fueron once las empresas que recibieron el reconocimiento de las cuales seis son las vallisoletanas, Aguas Valladolid, Atos Origin CYL, BMC Maderas, Grupo Lince-Asprona, INCOSA y Recuperaciones Íscar; dos son las salmantinas, Canpipork y Vasbe, y las tres restantes fueron para la palentina Aquagest, la soriana Caja Rural de Soria y la abulense Mars España.

El acto de entrega, en el que la victoria de la selección fue el tema más recurrente, contó con la presencia del Consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, César Antón, quien destacó el mérito de estas empresas debido al «ejemplo que constituyen para la sociedad» y la importancia de que «familia, empresa y mujer caminen juntos». También estuvieron presentes la directora de la Mujer, Alicia García Rodríguez, y el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales (CECALE), Jesús Terciado, que destacó que «el plan de igualdad ha mejorado la productividad».

Los premiados se mostraron felices de que la Junta les reconociera su labor y su trabajo por la igualdad. El hecho de que les entregaran el distintivo era, para el director general de INCOSA, Germán Albarrán, una señal de que han cumplido «el objetivo que nos marcamos hace años». Coincidieron con Albarrán otros premiados, como Florencio Calvo, de Vasbe.
Uno de los galardonados más satisfechos era el director general de Recuperaciones Íscar, Alejandro García, quien recordaba el carácter familiar de la empresa que «la abrió mi abuelo, hace quince años, la cogieron mi tío y mi padre y aunque ahora la lleve yo el premio es de todos».

Muchos eran los que reconocieron que luchar por la igualdad laboral no había sido fácil. El director general de Caja Rural de Soria, Alfonso de la Lastra, aseguró que al principio «fue difícil incluir a mujeres en un mundo tan machista como es el rural». De forma similar piensa Florencio Calvo que se mostró orgulloso de que su empresa de seguridad diera el paso de incluir a mujeres «en un ámbito como el de la seguridad en el que predominan los hombres». Uno de los distintivos más aplaudidos fue el que recogió el presidente de Lince-Asprona, Manuel Fernández, ya que como él mismo afirma, «no solo trabaja con igualdad de género sino que también lo hace con personas discapacitadas».

Tanto Antón como los directores y presidentes de las empresas no quisieron olvidarse de los grandes artífices de que sus entidades sean un ejemplo de integración e igualdad, como son los responsables de Recursos Humanos, muchos de los cuales fueron los que tomaron la decisión de concurrir al Plan Óptima de la Junta y trataron de que en sus respectivos lugares de trabajo hubiera parecido número de hombres que de mujeres, esfuerzo que vieron reconocido ayer con el aplauso unánime de todos los asistentes, muchos de ellos trabajadores de las propias empresas.

 

 


¿Quieres trabajar con nosotros? l Ayúdenos a mejorar l Condiciones de uso
 

Páginas Web. Posicionamiento en Buscadores. Dynamiza.com